El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 4.56 por ciento a tasa anual en la primera quincena de noviembre, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este jueves.

La cifra de la primera quincena del mes representa una desaceleración en los precios al consumidor comparado con la segunda quincena de octubre, periodo en el que la inflación registró una variación de 4.87 por ciento anual.

Dicho porcentaje representó su menor nivel en las últimas 10 quincenas.

El dato fue menor a lo esperado por el sondeo de analistas consultados por Bloomberg, que anticipaba una variación de los precios de 4.61 por ciento.

Desde enero de 2017, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (3 por ciento +/- 1 punto porcentual).

En el agregado, el componente subyacente del índice -el cual contempla sólo el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los precios de agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte-, llegó a 3.63 por ciento a tasa anual.

Al interior de este componente se observó que el aumento de precios tanto en las mercancías como en los servicios disminuyeron en comparación de la segunda quincena de octubre, al reportar variaciones de 3.87 y 3.39 por ciento, respectivamente.

El componente no subyacente -que comprende los precios de bienes y servicios que son influenciados por factores externos como el clima o los mercados internacionales-, tuvo una variación a tasa anual de 7.46 por ciento, lo que representó su nivel más bajo desde la primera quincena de junio.

De forma desagregada, los productos agropecuarios registraron una ligera alza quincenal, al reportar una inflación quincenal de 2.9 por ciento.

Por otra parte, los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobiernocontinuaron moderando sus precios, con lo que acumula tres quincenas a la baja, al registrar una variación de 10.58 por ciento.

Pese al ‘freno’ observado en los productos energéticos, la electricidad fue el producto que más contribuyó a la inflación durante los primeros quince días de noviembre, al registrar un alza de 23.39 por ciento.

El tomate verde, otros chiles frescos y el jitomate también reportaron aumentos quincenales en sus precios de 21.62, 11.10 y 9.40 por ciento, respectivamente.

En contraste, entre los productos esenciales en los hogares mexicanos que reflejaron una disminución de sus precios se ubicaron el limón (4.89 por ciento), el aguacate (4.53 por ciento), la naranja (4.18 por ciento), el gas doméstico LP (3.55 por ciento) y la cebolla (1.98 por ciento).

En su variación quincenal, el índice aumentó 0.61 por ciento, mientras que el componente subyacente registró un incremento de 0.19 por ciento y el no subyacente subió 1.89 por ciento.

fuente:

El Financiero

http://www.elfinanciero.com.mx/economia/inflacion-desacelera-en-primera-quincena-de-noviembre