Una plaga que azota tu cartera

Un café cada tercer día, las moneditas para el “viene viene”, la “boleada” diaria, la revista semanal, una botella de agua al día, etcétera, son los pequeños gastos que regularmente consideramos insignificantes, pero si los sumamos al final del mes, se convierten en una cifra que podría representar hasta el 12% de nuestro salario.

Y es que aunque los gastos hormiga están por todas partes, es muy fácil que pasen desapercibidos, porque sólo ponemos atención a los grandes desembolsos como el pago de la renta, el recibo del teléfono y la luz, la mensualidad del auto o la colegiatura de los hijos.

“Este tipo de reparticiones están por todos lados y tienen que ver con nuestro día a día, vas al supermercado y das unas moneditas, te abordan en los cruceros y das otras moneditas, un cigarrito, un café, unos chicles, unas papitas, etcétera, y cuando haces cuentas resulta que es una fuga importante de dinero”, expresó Edgar Castillo Huerta, profesor de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México.

De acuerdo con estimaciones de especialistas en el tema, los gastos hormiga representan cerca del 12% del ingreso anual de un trabajador. “Estos desembolsos afectan de manera importante la economía de una familia, porque si un trabajador tiene un ingreso de 10 mil pesos, estamos hablando de que se le están yendo mil 200 pesos mensuales, esto es cerca de 15 mil pesos anuales que podrían destinarse para el ahorro”, subrayó el doctor Castillo.

“Y eso en lo que se refiere a las moneditas, pero también tenemos otros gastos hormiga que tienen que ver por ejemplo, con los intereses que pagamos con las tarjetas de crédito o las comisiones que nos cobran por las cuentas que quizá ni siquiera utilizamos o por hacer un retiro en un cajero que no es de tu banco, ese tipo de gastos también, nosotros los estamos pagando y cuando los vas sumando resulta ser una cantidad muy importante”, enfatizó.

El académico destacó la importancia de tomar nota de esas pequeñas reparticiones que se hacen en el día a día y que consumen una parte importante de nuestro salario.

“Debemos ser un poco más conscientes de lo que gastamos, es decir, tal vez el 15% de propina es demasiado y pensar en un 10% sería lo justo, otra práctica importante es hacer una lista de esos gastos, para llevar un control y darnos cuenta en qué se nos está yendo el dinero, a fin de identificar cuáles son de los que podríamos prescindir”, puntualizó.

FUENTE: https://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/presupuesto-familiar/gastos/588-gasto-hormiga